EL FLAMENC

 Por Cristian Jensen

El flamenco es uno de los pájaros más emblemáticos del Delta. Ha sido fuente de inspiración desde tiempos inmemoriales por su elegancia y coloración. Egipcios, griegos y romanos ya lo veneraban.

 

Analogías con el ave Fénix

 

Su nombre científico, Phoenicopterus ruber, indica pájaro de alas de fuego. Phoenix significa «Fénix» o «fuego» y copterus significa «alas». Podemos encontrar algunas analogías con el ave Fénix, ave mitológica hecha de fuego que vivía durante muchos años y que, cuando moría, resucitaba de sus cenizas. Se sabe que el flamenco puede vivir muchos años: algunas lecturas de anillas hechas en el delta nos demuestran que hay aves que han vivido más de 30 años. Su nido es una colina hecho de barro, parecido al que podrían ser cenizas apiladas, donde ponen sus huevos y de donde «resucitan» o nacen los polluelos.

El baile de los flamencos es un espectáculo que se puede ver en el Delta, cuando un grupo grande de flamencos, al unísono, hacen su zapateado, típico del baile flamenco moviendo las cabezas de un lado a otro como si fueran las manos de bailarinas de sevillanas.

 

El porqué del color rosa

 

Entre jóvenes y adultos hay una marcada diferencia del plumaje. Los jóvenes son grises ya medida que se van haciendo adultos, obtienen tonalidades más claras y rosadas. Entre los adultos la coloración también varía mucho. Hay ejemplares muy rosas y otros más blancos, esto se debe a uno de los microorganismos que comen. Este microorganismo se llama Artemia salina y es como una pequeña camarón que vive en las lagunas y salinas del delta.

De las 10.000 especies de aves que hay en el mundo, hay muy pocos que sean rosas. Y esta es una de las razones por las que es un ave tan singular. En el mundo existen cinco especies de flamenco y el Delta se han llegado a registrar hasta tres.

 

El flamenco en el Delta

 

En el Delta del Ebro, este pájaro tan bonito puede ser visto durante todo el año. Durante los inviernos se han contabilizado entre 8.000 y 14.000 ejemplares y los años que crían han llegado a las 1.677 parejas. En el Delta del Ebro es el único lugar de Cataluña donde cría y el segundo con importancia de España después de la colonia que hay en Fuente de Piedra, en la provincia de Málaga. A nivel europeo, todas las colonias se concentran en el Mediterráneo porque huyen de las zonas más frías del centro y norte de Europa. Las colonias de cría en general son ubicadas en lugares muy tranquilos, con aguas someras y con mucha concentración de sal.

 

Los flamencos pueden hacer vuelos de largas distancias: por ejemplo, aquellos que crían en Fuente de Piedra, pueden volar hasta Doñana para alimentarse y luego volver y hacer el relevo de incubación o alimentar a sus polluelos. Eso son 300 km de ida y vuelta!

Una de las imágenes más espectaculares que se puede observar en el Delta es la de un grupo de flamencos volando. Enseguida nos daremos cuenta del porqué del nombre en latín, ya que tienen un color rosado muy intenso en las alas.

Nos harán falta unos buenos prismáticos e incluso un telescopio terrestre si queremos apreciar el detalle de las plumas, el pico y las patas del flamenco. Generalmente se mantienen a distancia y no les gusta ser molestados.

TOT PARC 2015