LA FOCHA

 Por Cristian Jensen

La focha tiene el nombre científico de Fulica atra y es una de las aves acuáticas más comunes en el Delta del Ebro.

 

Sus características

 

Las aves adultas son de color negro azabache con el pico y la frente blancos. Las crías son negros y tienen la cabeza y el pico de color rojo. En la punta del pico tienen una franja de color blanco y alrededor del cuello un plumón amarillo. Los jóvenes son negros de la espalda y de color blanco roto en el pecho y en la parte frontal del cuello.

Las fochas pertenecen a la familia de los ralidos y no son patos. No tienen los dedos palmeados, para pdoer nadar mejor, como los patos. Las fochas tienen los dedos lobulados, es decir, que cada dedo tiene forma de remo pero sin estar unidos entre ellos. Generalmente se alimentan de vegetación acuática, ya sea en la superficie o sumergidas.

Raramente veremos la focha volante y cuando lo hace tiene un vuelo pesado y relativamente torpe. Cuando el asustamos ligeramente, prefiere nadar a salir volando; este comportamiento ha generado una caza en el Delta llamada «barreig». En esta técnica de caza, los cazadores salen arriba de las barcas en las lagunas, rodeando al grupo de fochas hasta un rincón. Cuando las fochas ya no tienen otra escapatoria, comienzan a volar. Una a una van cayendo. Las que logran escaparse son cazadas por el anillo de cazadores alrededor de la laguna. Antiguamente se cazaban tantas como se podía, ya que constituían una fuente muy valiosa de proteínas. Actualmente, el Parque Natural limita el número de piezas a un 10% del número de fochas los cazadores de las barcas, y sin límite a los cazadores del anillo. Si en una laguna hay 3.000 fochas, podrán matar como máximo 300 dentro de la laguna, más todas las demás del anillo de cazadores.

 

La población en el Delta

 

En el Delta se reproducen unas 2.500 parejas de focha, sobre todo en las lagunas de la Encanyissada, Canal Viejo y en la isla de Buda. Pero es durante el invierno, cuando se suman los adultos, los jóvenes y las aves procedentes del norte de Europa, y se llegan a contabilizar hasta casi 31.000. Esta es la población invernante más importante de toda Cataluña y una de las más importantes de España.

Para verla, tendremos que ir a alguna de las dos bahías o en cualquiera de las lagunas del Delta, sobre todo en la Encanyissada.

 

La focha cornuda

 

Dentro de las fochas, existe otra especie que el Delta es muy difícil de observar, se trata de la focha cornuda. Es una especie en peligro de extinción y que está protegida. Su caza está totalmente prohibida y no se debe confundir con la focha común. Los adultos se diferencian por tener unas protuberancias rojas sobre la frente, y los jóvenes tienen la forma del pico diferente a la focha común. En alzar el vuelo, podemos ver que no tienen el ribete blanco en la punta de las plumas de la parte interna del ala.

Esta especie ha sido objeto de un gran esfuerzo de conservación. Ha sido reintroducida en gran número en Andalucía y Valencia para reforzar la población. Es una joya de la fauna española y debemos estar orgullosos de que estén en el Delta. Las que se soltaron en el proyecto de reintroducción llevan un collar blanco, que se puede ver a gran distancia y, dentro del collar, se puede leer un código. En el Delta, después del proyecto, se han establecido tres parejas y alguna de ellas ha criado con éxito.

 

TOT PARC 2015