PLAYAS DEL DELTA DEL EBRO

Las playas del Delta tienen una arena muy fina y aguas claras y poco profundas. Además, en la gran mayoría, se pueden practicar diversos tipos de actividades y deportes de ocio como el windsurf, el flysurf, la vela, el remo, el piragüismo o la pesca.

 

En verano las temperaturas oscilan entre los 21ºC de mínima y los 32ºC de máxima, con una suave brisa de garbí que mantiene el ambiente fresco. Los inviernos son muy suaves, con días claros y soleados que hacen del litoral uno de los lugares preferidos para pasar unos días tranquilos y inolvidables durante cualquier época del año.

 

Las playas del hemidelta izquierdo

 

Las playas de la Ampolla se caracterizan por su variada configuración. Encontramos de aguas tranquilas y con poca profundidad, ideales para los más pequeños y también de otros con piedras pequeñas o de arena con acantilados rojos. Destaca la playa del Arenal, una playa kilométrica de arena fina y dorada conocida también como la playa de la Calma.

 

Siguiendo la línea de costa, encontramos la playa del Fangar con formaciones de dunas de gran valor ecológico, ya que son de las mejor conservadas del litoral catalán. Son curiosos los espejismos, efecto óptico que nos hará creer que los coches circulan por dentro del agua.

Un poco más adelante tenemos la Playa de la Marquesa, muy exótica, donde se sitúa la zona de dunas fijas más importante del Delta. Da refugio a muchos animales, como reptiles, insectos, micromamíferos y algún anfibio.

 

La playa de Riumar es una excelente playa de 2.600 metros de largo y 150 metros de anchura, a raíz de la urbanización que lleva el mismo nombre. Se caracteriza por su gran tranquilidad, ideal para las familias. Tiene la arena muy fina y largas y bonitas pasarelas • las de madera para atravesar sus dunas. Las aguas son cálidas y poco profundas. También es uno de los lugares preferidos y que no se pueden perder los windsurfistas y practicantes del flysurf.

 

La Balsa de la Arena es otra playa que conviene destacar, tiene una longitud de 1.000 metros, muy poca ocupación y aguas transparentes con arena fina, pero no tiene servicios de salvamento.

 

Las playas del hemidelta derecho

 

En el hemidelta derecho del río encontramos las playas del Migjorn, la Alfacada y la Platjola. Estas son extensas playas desérticas de aguas transparentes, cálidas y poco profundas donde disfrutar de la amplitud del espacio, relajarse y disfrutar de la naturaleza. En medio es la playa del Serrallo, una de las más salvajes del Delta y con una zona naturista.

 

Siguiendo la costa, encontramos la Playa del Eucalipto, donde aún podemos observar rebaños de bueyes pastando entre sosales y juncales que nos recuerdan otros tiempos, cuando el Delta era un campo de pasto, antes de la existencia de los canales y el cultivo de el arroz. Se caracteriza por ser una playa virgen, sin la acción del hombre, con una flora autóctona y grandes espacios abiertos y insólitos donde pasear y disfrutar del tiempo de ocio.

 

También hay que hacer especial mención a la Playa del Trabucador, un lugar aislado de los espacios urbanos. Es una gran lengua de arena dorada y aguas tranquilas de 6.500 metros de largo y 100 metros de ancho que cierra la bahía de los Alfacs y constituye el puerto natural más grande de Europa. Al final de la playa encontramos la Punta del Cuerno, zona de importancia ornitológica excepcional.

 

En la población de San Carlos de la Rápita encontramos varias playas como la de las Delicias, la del Codonyol o Martinenca. Todas son de aguas tranquilas y permiten una gran variedad de deportes náuticos como la vela, el windsurf, el esquí náutico o la pesca. Son playas soleadas y de gran animación, donde se puede disfrutar de una inmejorable y variada gastronomía.

 

TOT PARC 2015